Seleccionar página

Se trata de la  “Cara B” de la exposición “Grisis” presentada en el mismo espacio expositivo meses antes, la Galería Luis Gaspar.
La pintura mural que cubre las paredes, se extiende por el suelo y sirve de lienzo para las obras de pequeño formato (10x15cm). La temática es compartida y ya conocida. Personajes oníricos plagan la sala y campan a sus anchas como si de su propio mundo se tratara. Y se encuentran muy a gusto, por lo que parece.